miércoles, 6 de abril de 2016

VESTIDO DAMIER

"La primavera, se ve llegar....se va el invierno frío y cruel...." es una canción típica de la zona en donde vivo y que da la bienvenida a esta época del año que a mí tanto me gusta. Ya se van viendo en muchos blogs costuras primaverales , con tejidos mas ligeros y frescos, pero yo hoy os traigo un vestido abrigadito porque por aquí todavía les damos buen uso durante un tiempecito más a pesar de que este invierno no ha sido especialmente frío.


El patrón es el vestido Damier de Mamacosesola. Me apetecía coser un vestido de ese tipo con cuello camisero y sabía que con las explicaciones de Elisa iba a aprender justo lo que quería saber y no me equivoqué. Es cierto que voy a clases de costura y podría sacar el patrón en clase, pero en la medida de lo posible, también me gusta probar patrones comprados porque como digo, de todo se aprende.


Este patrón a parte del cuello camisero, contempla también dos pinzas en el delantero y dos pinzas en la espalda que hacen que el cuerpo se ajuste muy bien al cuerpo haciendo que siente realmente bien . En este caso, la espalda cuenta con un canesú y una pala central pequeñita que le da a la prenda ese aspecto de camisa.


 No es de talle corto, y esto me hacía dudar de si le sentaría bien a mi hija,  prefiero que el talle sea mas corto pero no la veo mal. El patrón original viene con manga corta pero yo lo he modificado y le he hecho manga larga para prescindir de chaqueta, este invierno me ha dado por ahí, y el bajo se lo he hecho con un fruncido elástico a unos centímetros del puño. Es un tipo de puño que me gusta porque es cómodo para la peque. 


Y  por último lleva una falda cosida al cuerpo de vuelo, Esto es sin duda lo que más le gusta a mi hija,  que de vueltas y vuelee!!



Las modificaciones que yo he hecho son alargar las mangas como ya os he comentado, añadirle forro a todo el cuerpo ya que se me hacía poco forrar solo canesú, de esta manera es mas abrigado, el bajo lo acorté más de lo que sugiere el patrón, pero eso ya es a gustos, a mi me gustan bien cortitos y aún así se lo veo largo jeje,  y los cuellos que el pico lo hice menos pronunciado.

En cuanto a la tela....pues tenia claro que quería jugar con el canesú y los cuellos y me apetecía meterle un toque de vaquero. Asi que me fuí a mi tienda de confianza a buscar una tela de cuadros, las que había no me convencian porque no le iban a al vaquero pero Ana, al explicarle la idea enseguida me sacó de debajo del mostrador un trozo de tela que habia guardado por si acaso para hacer algo....jaja. y resulta que me iba perfecto!

Me queda otro vestido de invierno por enseñaros y ya he empezado a meter tijera a telas de verano!

Nos vemos!